Comerciante asegura haber sido visitado por espíritu de víctima de avión

Un comerciante brasileño aseguró haber sido visitado, por lo menos cuatro veces, por el "espíritu" de una de las 200 víctimas del accidente de un avión Airbus A320 de la aerolínea TAM que el pasado 17 de julio se salió de la pista principal del aeropuerto Congonhas de Sao Paulo. La agencia regional de noticias Bom Día, que opera en el interior del estado de Sao Paulo, informó hoy de que el comerciante, identificado como "Cléber", se encuentra internado en estado de "shock" después del suceso relatado, y tras verificar que la información del supuesto "espíritu" era verdadera. El comerciante de 30 años, quien reside en Baurú, 343 kilómetros al norte de la ciudad de Sao Paulo, aseguró haber recibido la visita de la jubilada Sonia María Machado, de 71 años, quien viajaba en el avión que partió de Porto Alegre y después de derrapar se estrelló contra un edificio donde operaba el sector de cargas de TAM. Machado, con otras seis jubiladas, se dirigía a la capital, Brasilia, con el propósito de participar en una manifestación de protesta en las afueras del presidencial, Palacio do Planalto, en demanda de una mejora de las ayudas sociales. El cuerpo de la mujer, descrita por "Cléber" con exactitud en sus rasgos físicos y la ropa que vestía el día de su muerte, todavía no ha sido identificado y, según el propio mensaje de ella, se hará por una pulsera que llevaba y habría resistido a la explosión. En el primer contacto, la mujer apareció descalza dentro de la oficina del comerciante, contó lo sucedido y se identificó, nombre que fue comprobado por la esposa de "Cléber" en la lista de pasajeros del avión publicada en internet. En la última aparición, relató "Cléber", la anciana agradeció que él se comunicara con uno de sus hijos y una sobrina que están en Sao Paulo tratando de identificar el cuerpo y quienes atendieron a los supuestos mensajes motivados por la precisión de los mismos. "Cléber" y su esposa son evangélicos y nunca experimentaron vivencias de ese tipo, mientras que Ivete Prado, sobrina de la anciana, corroboró que los nombres y detalles descritos por el comerciante eran verdaderos, y que su tía creía en el espiritismo. El presidente del Centro Espiritista Amor y Caridad (Ceac) de Baurú, una de las autoridades en temas sobrenaturales de Brasil con más de 40 libros publicados, Richard Simonetti, afirmó que el relato de "Cléber" tiene "todo para ser real" y que él fue escogido por tener una mayor "sensibilidad" sin ser un médium de profesión. Hasta el momento, las autoridades forenses han identificado a 74 de las 200 víctimas mortales, y han subrayado las dificultades de la tarea por la calcinación y fragmentación de los cuerpos.