Condenado a trabajos comunitarios el fotógrafo que agredió a Heather Mills

Una juez británica condenó hoy a 140 horas de servicio a la comunidad al paparazi Jay Kaycappa por agredir a Heather Mills durante una persecución para conseguir fotografiar a la antigua esposa de ex Beatle Paul McCartney. Kaycappa, declarado culpable de agresión el pasado 11 de julio, también tendrá que pagar cien libras (casi 150 euros o doscientos dólares) a Mills, aunque no irá a la cárcel, posibilidad que en un principio sopesó la magistrada encargada del caso, Juliet Smith. Los sucesos en cuestión tuvieron lugar el 5 de julio de 2006 en la localidad costera de Brighton (Inglaterra) durante un paseo de la ex modelo junto a su entrenador personal, Ben Amigoni, y dos amigos, Mark Payne y Michael Shilub. Kaycappa persiguió al grupo de amigos por la playa hasta un paso subterráneo, donde agarró por el hombro derecho a Mills, de 39 años, hasta que ésta se giró y le pudo hacer una fotografía. El pasado 11 de julio la juez Smith declaró, además, culpable al fotógrafo de agredir la noche posterior al suceso a Mark Payne, uno de los acompañantes de Mills, al que Kaycappa deberá pagar ahora cincuenta libras (casi 75 euros o cien dólares). Asimismo, el paparazi deberá hacerse cargo de los costas, estimadas en mil libras (unos 1.500 euros ó 2.000 dólares). "En ambos incidentes, usted ha demostrado perseverancia en un acto que consideramos que va más allá de lo aceptable. Sin embargo, sus acciones no han causado ningún herido", comentó la magistrada al fotógrafo en la lectura de su sentencia. La ex esposa de McCartney no estuvo presente en el juzgado para escuchar la condena, aunque sí acudió a varias de las vistas previas de un juicio que duró tres días y en el que pudo dar cuenta a la juez de su versión de los hechos.