Cuba tiene cerca de 2.500 ancianos centenarios

Cerca de 2.500 ancianos cubanos tienen 100 años o más de edad y en su mayoría son mujeres, según datos preliminares de un estudio sobre longevidad realizado en la isla y divulgado hoy por medios locales. El jefe de la Dirección Nacional del Adulto Mayor del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Alberto Fernández Seco, adelantó al diario oficial Granma que los factores genéticos, sexuales, emocionales, la fácil adaptabilidad y los hábitos sanos aparecen como claves para alcanzar la longevidad. Un estudio realizado por el Ministerio de Salud caracterizó a la mayoría de los centenarios como trabajadores precoces que se mantuvieron activos hasta edades avanzadas, prudentes con el consumo de medicamentos, de buena movilidad y estrechos vínculos familiares. La convivencia con la familia y la estabilidad emocional, según el informe, disminuyen las discapacidades relacionadas con la depresión. La investigación del Ministerio de Salud incluye un sondeo efectuado entre 270 centenarios en La Habana. El 55 por ciento de los entrevistados proviene de padres que alcanzaron 80 años o más, por lo que la teoría de que los hijos de longevos se enferman menos y viven más podría explicar esa supervivencia, indicó Fernández Seco. La investigadora Katy Hind Selman-Housein subrayó la llamativa preponderancia de las mujeres en el grupo, 210 de los 270 encuestados, que, apuntó, podría relacionarse con la presencia de estrógenos y la disminución de hierro debido a los períodos menstruales. Con esta reciente investigación, cuyos datos definitivos aún no se han dado a conocer, el Ministerio de Salud cubano buscó explicar las causas que inciden en la longevidad. Con una población aproximada de 11,2 millones de habitantes, el índice de envejecimiento poblacional de Cuba es del 15,8 por ciento, equivalente a 1,7 millones de personas. La esperanza de vida en el país es de 76,8 años, una de las más altas de América Latina, donde sólo Uruguay tiene más cantidad de población de la tercera edad. Las autoridades cubanas impulsan iniciativas para el cuidado de la salud de los ancianos con proyectos como El Club de los 120 Años, que ofrece recomendaciones a la población para mantener hábitos sanos y envejecer con calidad de vida.