Descendientes de caníbales piden perdón por acciones de sus progenitores

Los descendientes de los caníbales papuanos que mataron y se comieron a cuatro misioneros fiyianos hace casi 130 años pidieron disculpas a Fiyi por las acciones de sus progenitores, informó hoy la prensa local. El alto comisario de Fiyi en Papúa-Nueva Guinea, Isoa Tikoca, aceptó las disculpas en una ceremonia de reconciliación celebrada ayer en la localidad de Rabaul, en la provincia papuana de Nueva Bretaña Oriental, según el diario "Fiji Times". Por su parte, el gobernador general papuano, Paulias Matane, afirmó antes las miles de personas que asistieron al acto que su país valora el trabajo realizado por los misioneros fiyianos en 1878 para cristianizar la región. Un grupo de ministros y profesores metodistas fiyianos llegaron a la zona en 1875 liderados por un británico, George Brown, y tres años después, cuatro de ellos fueron asesinados por miembros de la tribu caníbal de los tolais. Brown respondió a la agresión con otra expedición en la que se quemaron varias poblaciones tolais y numerosos miembros de la tribu fueron asesinados, actos que fueron condenados entonces por la Iglesia Metodista, agregó el periódico.