Descubren y detonan bomba de la Segunda Guerra Mundial en una construcción

Un grupo de trabajadores de la construcción descubrieron el miércoles una bomba sin detonar de 181 kilos de la Segunda Guerra Mundial en un distrito al norte de la isla de Hong Kong. Más de ochocientos residentes en edificios colindantes al terreno donde se halló el artefacto, así como de una escuela primaria y de una iglesia fueron evacuadas tras el hallazgo, informó hoy el rotativo hongkonés "South China Morning Post". El lugar, que según testimonios fue utilizado durante la Segunda Guerra Mundial como depósito de carburantes, fue objetivo militar de los bombarderos japoneses, quienes invadieron Hong Kong en diciembre de 1941. Artificieros especializados realizaron dos explosiones controladas para destruir el artefacto que de haber explotado por accidente hubiera podido provocar el colapso parcial de los edificios adyacentes, además de herir a todos los que se encontraran cercanos al proyectil. En el año 2000 una bomba mayor, de 227 kilos, fue desenterrada de otra calle de la ex colonia británica.