Despiden a locutora del metro de Londres tras parodiar sus propios mensajes

La mujer que advierte a los usuarios del metro londinense de que tengan cuidado para no introducir el pie entre coche y andén, el famoso "mind the gap", ha sido despedida tras parodiar sus propios mensajes de advertencia. Emma Clarke, que ha trabajado para el metro de Londres desde 1999, señaló además en una entrevista este fin de semana en un tabloide que nunca utiliza ese medio de transporte, que considera "espantoso". En sus parodias, colgadas en su propia página web, Clarke utiliza el mismo tono serio de sus advertencias en el suburbano para burlarse de lo alto que hablan los turistas estadounidenses o pedirle a un eventual usuario que deje de mirarle "las tetas" a otra viajera. "Aquí estamos de nuevo, enlatados en un sudoroso vagón de metro", dice en uno de los mensaje falsos, mientras que en otro advierte de que la mochila del hombre con barba "no es causa de alarma". La reacción de "Transport for London", la empresa que gestiona el suburbano londinense, no se ha hecho esperar y hoy anunció su decisión de prescindir de los servicios de Clarke, de 36 años. Un portavoz de la compañía aseguró que la decisión no tiene que ver con las parodias hechas por la actriz, algunas de las cuales reconoció que eran "muy divertidas", sino con el hecho de que Clarke ha criticado el sistema de transporte. Sin embargo, la mujer aseguró a la BBC que había sido tergiversada y que lo que quiso decir es que para ella sería "espantoso" tener que viajar en metro escuchando su propia voz y viendo las caras de los usuarios del suburbano mientras las escuchan decir "mind the gap". Con la decisión del suburbano, parece que los londinenses se quedarán sin escuchar ni las advertencias serias ni las alternativas, ya que la página web de la actriz se ha desbordado por la avalancha de personas que querían oír los provocadores mensajes de la que ya no será más "la voz del metro".