Dueños bares protestan por la caída del consumo a causa de la ley antitabaco

Los propietarios de bares en Eslovenia amenazan con la "desobediencia civil" y protestas públicas debido a la drástica caída del consumo en sus negocios a consecuencia de la ley que prohíbe fumar en espacios públicos, informa hoy la prensa eslovena. "El negocio día a día es cada vez menor. Con la llegada del otoño aumenta el número de camareros resfriados ya que los locales están vacíos mientras que nuestros huéspedes siguen en las terrazas, a pesar del frío", comentó el dueño de un bar al rotativo "Dnevnik". La citada ley, que entró en vigor el 5 de agosto, prohíbe fumar en todos los lugares públicos y de trabajo cerrados, incluso en los vagones para fumadores de los trenes internacionales mientras pasen por tierra eslovena. Dentro de los restaurantes, bares y cafés se puede fumar sólo si disponen de cabinas especiales para fumadores a las que no se podrá llevar bebida ni comida y que deben estar equipadas de sistemas de ventilación que impidan que el humo salga al resto del local. Durante el primer mes de la vigencia de la ley fue registrada una caída entre el 30 y el 40 por ciento del negocio en los locales, informó a comienzos de este mes la Asociación de taberneros eslovenos. Anunciaron que la situación empeorará en otoño, cuando debido al frío ya no será posible consumir bebidas en las terrazas de los locales. El diario "Delo" de Liubliana informó sobre el caso de un propietario ingenioso que registró parte de su local como territorio privado residencial, donde permite a sus clientes fumar, ya que la ley no prohíbe que uno tenga fumadores en su propia casa. Sandi Ritter, propietario del "Fejst pub" de Zagorje no tuvo que pagar la multa habitual de 800 euros cuando le visitó el inspector ya que la gente fumaba en los 114 metros cuadrados "privados" del local. "Los clientes están sentados en mi territorio privado y tengo el derecho de permitirles fumar", explicó Ritter, que registró dicho espacio como residencia suya durante el período de un año. La Asociación advierte, sin embargo, que la ley pone en peligro la supervivencia económica de muchos locales pequeños y espera que el Tribunal constitucional, al que ha dirigido ya sus quejas, tenga en cuenta sus argumentos y decida a su favor. Por otro lado, la "Asociación para el control del tabaco" asegura que la ley ya ha aportado buenos resultados. Dicha entidad alega que en 2003 el índice de muertes causadas por las consecuencias de inhalar el humo del tabaco fue del 18,6 por ciento en Eslovenia, mientras que 303 personas murieron directamente a consecuencia de haber sido "fumadores pasivos". También destaca que, según datos del Ministerio de Sanidad, un 14 por ciento de los fumadores decidieron dejar el tabaco desde que esa ley entró en vigor. "A largo plazo la ley no afectará económicamente a los locales, solamente a los pequeños, orientados exclusivamente a la venta de bebida. Lo que deben hacer es introducir nuevas actividades, como vender jugos de fruta sanos", dijo a la agencia eslovena STA Mihael Lovse, de la citada Asociación.