Ejemplar de 51,2 kilogramos gana certamen Villanueva de la Serena (Badajoz)

Una sandía de 51 kilos y 200 gramos ha ganado el XLVI Concurso de Sandías y Melones de Villanueva de la Serena, un ejemplar presentado por Manuel Manchado, un veterano agricultor de la ciudad, mientras que en la categoría de Melones venció uno de 17,1 kilogramos, también de Manuel Manchado. El Concurso de Melones y Sandías, celebrado anoche, es una cita habitual cada año en el programa de las Fiestas de San Bartolomé de Villanueva de la Serena y en él participan cultivadores no solo de esta población sino también de otras localidades extremeñas. Manuel Manchado Casillas, ganador de las categorías Sandías y Melones, es un agricultor de Villanueva de la Serena que consigue, por tanto el "doblete" y revalida su primer premio de Melones logrado el año pasado. El segundo puesto en la modalidad de Sandías fue para su hijo, Juan Vicente Manchado, con un peso de 46 kilos y 700 gramos, y el tercer lugar fue para una sandía de otro agricultor villanovense, José María Hidalgo, que pesó 43 kilos y 250 gramos. En la modalidad de Melones, Manuel Manchado se impuso a la familia Del Álamo, de Almendralejo (Badajoz), los segundos vencedores del certamen. El segundo premio fue precisamente para Manuel del Álamo González, con un melón de 12 kilos y 800 gramos, y el tercer premio fue para Casimiro Del Álamo Cortés, que compitió con un ejemplar de 12 kilos y 350 gramos. El concurso se desarrolló en una abarrotada Plaza de San Bartolomé y el pesaje se realizó a la vieja usanza, con la balanza tradicional que emplea la Hermandad de San Bartolomé, el colectivo organizador del evento. No se presentaron tantos frutos como en años anteriores, aunque sí destacó la calidad de las sandías y los melones aspirantes al triunfo. El récord absoluto de este concurso de sandías se batió hace cuatro años, en 2003, con una sandía de 79 kilos y 200 gramos cultivada por Carlos Pérez Hernando, profesor de biología del Colegio Diocesano de Cáceres. Después de esto, el año en que más cerca ha estado de superarse esa marca fue en 2005, con un ejemplar de 73 kilos y 250 gramos presentado, precisamente, por Manuel Manchado.