Ejército permite dejarse barba a los soldados que sirven en Afganistán

El Ejército del Aire británico ha permitido excepcionalmente dejarse barba a los soldados de este país que sirven en Afganistán en la convicción de que así son más respetados por los barbudos de las tribus locales. Según informa hoy el diario "The Times", la Royal Air Force ha pedido incluso expresamente a algunos de sus militares de un escuadrón escocés que dejen crecer su pelo facial porque la barba es considerada como una marca de autoridad en ese país asiático. Los jefes militares aseguran que la presencia de militares barbudos ha contribuido en buena medida a reducir el número de ataques con cohetes contra el aeródromo de Kandahar. Los soldados británicos tendrán, sin embargo, que afeitarse, como establece el reglamento, en cuanto regresen a su base escocesa de Lossiemouth. Alrededor de 120 miembros del 51 Escuadrón de la RAF (Royal Air Force) fueron enviados en marzo a Kandahar para patrullar un aeródromo de la OTAN. Se cree que es la primera vez que se permite al personal de la RAF dejarse barba para una operación de tipo militar. Las barbas eran corrientes entre los militares antes de la Segunda Guerra Mundial, cuando quedaron generalmente prohibidas por uniformidad, higiene y para facilitar el uso de máscaras antigás.