Español Jairo Miguel regresa con "muchas ilusiones" a los ruedos de México

El joven novillero español Jairo Miguel, de 14 años, dijo hoy a Efe que encara su regreso esta noche a los ruedos mexicanos con "muchas ilusiones", tras la grave cogida que sufrió en abril pasado. El novillero fue corneado entonces en un pulmón, durante la primera novillada de la feria de Aguascalientes, en el centro de México, pasándole el asta a apenas dos centímetros del corazón. El joven novillero extremeño se recuperó con una rapidez sorprendente, según los médicos que le atendieron en su convalecencia. En sus primeras declaraciones tras el percance defendió su vocación torera y sostuvo que nadie le obliga a dedicarse a los toros, respecto a la lluvia de críticas sufridas por su padre, el matador retirado Antonio Sánchez Cáceres. El joven novillero afirmó también tras la cogida que, pese a la gravedad de la herida, no se le pasaba por la cabeza dejar el toreo. "(La cornada) me ha servido para venirme más arriba y para saber que los toros igual que dan fama, dan gloria, dan dinero, también dan cornadas y hacen daño", dijo tras recibir el alta médica, ocho días después de haber sido ingresado en el hospital. Esta noche, tras cuatro meses fuera de las plazas y reponiéndose en España, Jairo Miguel abrirá como primer espada la lidia de seis novillos de la ganadería Golondrinas en la Monumental de Monterrey (norte), una de las plazas más tradicionales de México. Con él comparten cartel los mexicanos Francisco Cantú, del estado de Nuevo León, y Juan Pablo Sánchez, originario del de Aguascalientes. "Ahora me siento muy bien, recuperado con muchas ganas e ilusiones por regresar", afirmó el novillero, quien destacó que desea triunfar en México, un país que le ha tratado muy bien y que le está dando mucho. El joven también se refirió a la polémica surgida en España, donde está prohibido el toreo a los menores de 14 años. "Siento mucha rabia e impotencia por no poder torear en mi patria, con mi gente", subrayó Jairo Miguel. Su padre y preparador, Antonio Sánchez Cáceres, ha reiterado en diversas ocasiones que su hijo tiene la suficiente madurez profesional como para torear, y que "los mismos problemas los tendría toreando a los 18 años que ahora a los 14". En las próximas semanas, Jairo Miguel visitará las plazas de Morelia y Zacatecas, en el centro de México, para concluir sus compromisos en la Monumental Plaza México.