Españoles y portugueses frontera Salamanca recuerdan práctica contrabando

Los vecinos del municipio de Navasfrías y los habitantes de la localidad portuguesa de Foios, que hacen frontera, se unieron esta madrugada en un punto fronterizo para recordar la antigua práctica de los contrabandistas. El acto se enmarcaba dentro de una serie de iniciativas que han puesto en marcha durante este verano las dos ayuntamientos con el fin de mejorar las relaciones entre ambas partes de La Raya. A las 00,30 horas de hoy sábado se juntaron alrededor de cuatrocientos vecinos de ambos pueblos en la zona de la Sierra de Las Mesas durante una caminata de dos horas por uno de los antiguos caminos que utilizaban los contrabandistas para pasar productos de España a Portugal o viceversa. Algunos de los vecinos recordaron cómo en la década de los años setenta iban cargados con mochilas de wolframio que pesaban veinticinco kilos y que se las vendían a los portugueses con el fin de ganar algo de dinero. "El peligro era, cómo no, que te vieran los guardias de España o de Portugal y que, además de perder la carga que llevabas, podías recibir una fuerte sanción e, incluso, ingresar en la cárcel", aseguró el alcalde de Navasfrías, Celso Ramos. Para el regidor salmantino, "el contrabando ha sido una forma de vida y no se puede olvidar una parte tan importante de la historia, donde La Raya jugó un papel muy importante para el desarrollo de la provincia de Salamanca, sobre todo en la comarca de Ciudad Rodrigo". Ramos calificó este encuentro como de "un día muy histórico y romántico, ya que entre ambas partes siempre existió, gracias al contrabando, una relación muy estrecha". El alcalde de Foios, José Manuel Nunes Campo, recordó cómo él mismo junto con sus hermanas cargaban de madrugada productos de todo tipo que los vendían en Navasfrías para sacar algo de dinero con el que pudiera seguir viviendo el resto de su familia. "Recuerdo que a mediados de 1970 nos pilló la Guardia Civil con unas cuantas cántaras de leche y nos la hicieron tirar toda en un camino", explicó Nunes. Para el presidente de la Cámara de Municipios portugueses de Sabugal, Manuel Rito, "poner en valor la historia del contrabando y utilizar los caminos como un reclamo turístico será una forma de aumentar las potencialidades de desarrollo de esta parte de la península".