Estudiantes ingleses pagarán en Escocia, pero no otros europeos

Los estudiantes ingleses que se matriculen en Escocia tendrán que pagar mientras que sus compañeros escoceses estudiarán gratis, según la nueva legislación propuesta por el ministro principal de esa nación, Alex Salmond. A diferencia de los universitarios ingleses, que pagarán 2.500 euros al año por sus estudios, los de otros países de la Unión Europea se beneficiarán de esa exención ya que deberá aplicárseles el mismo tratamiento que la población indígena. Los hijos de refugiados que hayan vivido en esa parte del Reino Unido durante más de tres años recibirán igualmente enseñanza gratuita, según esos planes del Gobierno de Edimburgo. Hasta ahora, los estudiantes escoceses debían abonar sólo una suma equivalente a 4.100 euros al final de la carrera, pero Salmond ha decidido eliminar también ese pago único de forma que los estudios universitarios resulten totalmente gratuitos. Frente a la gratuidad de la enseñanza universitaria escocesa, los estudiantes que frecuentan las universidades inglesas han visto subir sus matrículas hasta un máximo de 4.500 euros. En un editorial, el diario conservador "The Daily Telegraph" critica el que Escocia pretenda discriminar al resto de los estudiantes británicos con medidas financiadas gracias a las subvenciones que recibe del conjunto de los contribuyentes del Reino Unido. Salmond, ganador de las últimas elecciones escocesas y que está al frente de un gobierno de minoría, ha prometido la convocatoria de un referéndum sobre la independencia pese a la oposición de laboristas y conservadores, ambos en la oposición.