Explosión de júbilo y alegría en el disparo del cohete anunciador fiestas

La plaza de España de Alfaro ha vuelto a convertirse hoy en el escenario excepción de la manifestación popular más representativa de los ´sanroques´, el disparo del cohete. El alcalde, Tomás Martínez, asumió el protagonismo del inicio de los festejos, una manifestación de alegría qa la que asistió la vicepresidenta del Gobierno regional, Aránzazu Vallejo, ni el pregonero de las fiestas Luis Alberto Martinez Bascal. Como ya viene siendo tradicional, los alfareños llenaron al completo la plaza de España, ocupando los más mayores las escalinatas de la lonja de San Miguel para disfrutar de una panorámica más amplia y los más jóvenes, en primera fila en la plaza con las gaseosas como ducha improvisada contra el calor y utilizando abundante espuma y globos de agua. Momentos antes de que las agujas del reloj de la colegiata de San Miguel señalaran las doce del mediodía, Tomás Martínez, aprovechó el escaso margen antes del chupinazo para animar a los alfareños a participar en los ´sanroques´. «Alfareñas, alfareños. Vamos a comenzar unas fiestas que estoy seguro se van a convertir en todo un éxito gracias a vuestra participación y hospitalidad. Ajustaos bien la camisa y la faja estos días y disfrutar a tope. Felices fiestas. Viva San Roque y San Ezequiel. Viva Alfaro», exclamó el alcalde. El cohete no se hizo esperar más y dio paso a la música de las charangas, aportando alegría y colorido a una plaza con tirón popular en unas fiestas que unieron a toda la población en una mañana muy calurosa que los vecinos quisieron suavizar con "descargas controladas de agua". Alfaro es ya una fiesta.