Fallece en Nueva York el líder pacifista hindú Sri Chinmoy

El líder pacifista hindú Sri Chinmoy ha muerto en Nueva York a los 76 años por una ataque al corazón, según un comunicado difundido hoy por la organización que lleva su nombre, Sri Chinmoy Center. Conocido por difundir un mensaje de paz y armonía en el mundo, Chinmoy llegó a organizar grupos de meditación en Naciones Unidas y viajó por todo el mundo ofreciendo conciertos, conferencias y meditaciones públicas gratuitas, así como manteniendo encuentros con líderes locales para hablar de espiritualidad. En un mensaje en su página web, la organización Sri Chinmoy Center asegura que el líder espiritual murió el jueves por un ataque al corazón en su casa del barrio neoyorquino de Queens, donde regentaba un centro de meditación. Entre los seguidores del líder espiritual, un gran atleta que también tocaba la flauta y componía canciones, se encontraban famosos músicos como Carlos Santana o el inglés John McLaughlin, uno de los más versátiles e influyentes guitarristas y líder de la Mahavishnu Orchestra. Chinmoy también fundó en 1990 la organización Oneness-Heart-Tears and Smiles, dedicada a la recogida y distribución de medicamentos para Asia y África. Nacido en Bangladesh en 1931, Chinmoy Kumar Ghose fue el menor de siete hermanos y a los 12 años ingresó en una comunidad espiritual del sur de India, donde pasó dos décadas dedicadas a la práctica espiritual, la meditación, el atletismo y la escritura de poesía, ensayo y canciones espirituales. Según la organización que lleva su nombre, en 1964 se trasladó a Nueva York donde trató de difundir sus ideas, que se basan en la creencia de que la aspiración es "la fuerza espiritual que produce todos los grandes avances en la religión, la cultura, el deporte y la ciencia". "Viviendo en el corazón y aspirando a una auto trascendencia continua, las personas pueden hacer emerger lo mejor de sí mismas y encontrar su camino hacia la satisfacción verdadera", apunta la citada página web. Una de sus iniciativas más célebres es la organización desde 1987 de la "Carrera de la Paz" (Peace Run), que ha contado desde entonces con el apoyo de líderes de todo tipo, entre ellos Nelson Mandela, el Papa Juan Pablo II y la Madre Teresa. La antorcha que transportan los deportistas por miles de ciudades y pueblos en su trayecto es un símbolo para incentivar la "construcción de actitudes positivas entre todos los seres humanos".