Fallece la controvertida "televangelista" Tammy Faye, ex esposa de Jim Bakker

Tammy Bakker, la evangelista y cantante quien, junto a su entonces marido Jim Bakker, construyó todo un imperio financiero a base de programas televisivos y un enorme parque temático religioso, falleció el viernes a los 65 años víctima de un cáncer, informaron hoy medios estadounidenses. Tammy Faye, conocida por sus llamativos peinados y su maquillaje exagerado, complementaba los sermones de Jim con sus canciones, sus reflexiones sobre la vida, sus plegarias para los feligreses enfermos y sus peticiones de donativos. Su cadena PTL ("Praise the Lord", o "Alabad al Señor"), fundada en 1974 y que trasmitía programas como "El show de Jim y Tammy", o "La Fiesta de Tammy Faye" llegó a contar con 13 millones de espectadores en los años 80. Entre los donativos de sus seguidores y los ingresos generados por el parque temático "Heritage USA" ("Herencia EEUU"), de mil hectáreas, donde las atracciones mezclaban el tema del amor a Jesucristo con el del patriotismo estadounidense, los negocios de la pareja llegaron a tener un valor calculado en 125 millones de dólares a medios de los 80. Pero en 1987 tanto el negocio como el matrimonio acusaron un golpe duro al revelarse que Jim había mantenido una relación amorosa con una secretaria, a la cual había pagado 265.000 dólares por callarse, recuerdan algunos medios. Algo aun peor llegaría para la pareja en 1989 cuando Jim Bakker fue condenado a 45 años de prisión por defraudar a los feligreses 158 millones de dólares mediante promesas de vacaciones indefinidas en Heritage USA, cuando el alojamiento estaba sin construir, y por malversar 3,7 millones de dólares de los fondos de PTL. Tammy se divorció de Jim y en 1993 se casó con un socio de su ex marido, el constructor Roe Messner, quien también entró en prisión en 1995 y cumplió dos años de condena por fraude, mientras que Jim Bakker fue puesto en libertad condicional en 1994. Tras saber que padecía un cáncer de colon que había pasado también a sus pulmones, Tammy Faye compareció el año pasado en la CNN para conceder una entrevista en la que afirmó: "quiero que mis funerales supongan un momento de alegría, quiero que todo el mundo se ponga a reír recordando lo alocada que era yo".