Fotógrafo afirma Nicole Kidman le insultó cuando intentaba hacer su trabajo

El ´papparazi´ australiano Jaime Fawcett declaró hoy ante el Tribunal Supremo de Nueva Gales del Sur que la actriz Nicole Kidman le insultó cuando estaba intentando tomarle fotos en 2006. Jamie Fawcett, un fotógrafo de prensa envuelto en una persecución automovilística a la actriz el 23 de enero de 2005, compareció en el marco de una demanda por difamación presentada por él mismo contra un periódico local. Fawcett pide una indemnización después de que el tribunal haya declarado ya culpable al rotativo "The Sun Herald", propiedad de la empresa Fairfax, que le calificó como el fotógrafo "más odiado" de Sydney. Durante las Navidades de 2006, Fawcett estaba intentando tomar fotos de Kidman y su marido, el cantante australiano Keith Urban, para el periódico "The Daily Telegraph". El fotógrafo aseguró que estaba a unos cinco o seis metros del coche en el que viajaba la pareja, cuando Urban redujo la velocidad mientras Kidman gritaba por la ventana injurias contra el fotógrafo. La actriz declaró ayer que tras varios encuentros con el fotógrafo y, en especial, una persecución en 2003, su vida en Sídney es difícil y tiene miedo de conducir por la ciudad. Hace una semana, la sala escuchó los testimonios de Wendy Day, publicista de la actriz; John Manning, representante de Nicole Kidman y quien conducía el coche en el que iba la actriz cuando se produjo la persecución; y Anthony Kidman, el padre de la estrella. Kidman había demandado antes a Fawcett y a otro fotógrafo por supuesta violencia personal en 2005, argumentando que su constante presencia frente a la puerta de su residencia atentaba contra su libertad de movimientos. Los juzgados emitieron entonces una orden de restricción que obligaba a ambos periodistas a mantenerse por lo menos a veinte metros de distancia de la casa de la estrella, pero posteriormente fue retirada.