Fracasa una subasta de guitarras de Bono y George Benson en Brasil

La subasta de las guitarras donadas al Gobierno brasileño por Bono, líder de la banda irlandesa U2, y el jazzista George Benson, además de dos camisetas de la selección masculina de voleibol y una serie de obras de arte, recaudó menos de lo esperado, informaron hoy los organizadores. El balance de la subasta realizada el jueves por la Federación de las Industrias del Estado de São Paulo (FIESP), en el marco de la Muestra de Responsabilidad Socioambiental que concluye este sábado, dejó una recaudación casi igual al mínimo pautado en la oferta inicial. La guitarra de Bono, que era la pieza más cara de la subasta con un precio inicial de 14.000 reales (unos 7.466 dólares), fue vendida al empresario Sear Harton, también irlandés, por 15.000 reales (unos 8.000 dólares). La recaudación de la subasta será destinada al programa social Hambre Cero para la construcción de cisternas en el árido desierto de la región Nordeste del país, como ocurrió en 2005 con la venta de la guitarra del estadounidense Lenny Kravitz, en 322.000 reales (171.733 dólares) El instrumento de Benson, entre tanto, fue vendido al director financiero de la FIESP, Paulo Vieira, en 14.000 reales, que era el precio inicial. Las camisetas con el autógrafo de los jugadores de voleibol brasileños, recientes campeones de la Liga Mundial y medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007, se vendieron una con el precio inicial de 1.400 reales (unos 746 dólares) y la otra por 2.100 reales (unos 1.120 dólares). Las dieciséis obras donadas por artistas plásticos brasileños, con precio inicial de 1.400 reales, y un par de pendientes de lujo reportaron, de otro lado, una recaudación conjunta de 50.450 reales (unos 26.906 dólares).