Fundador de portal de internet "gay" deja 6 millones a su ex compañero

Gary Frisch, fundador del más popular de los portales de internet para homosexuales, fallecido el pasado mes de febrero al arrojarse desde un octavo piso en Londres, tras ingerir la droga ketamina durante una fiesta en su domicilio, ha dejado a su ex amante 6 millones de libras (8,8 millones de euros). El surafricano Frisch, que lanzó Gaydar en 1999, y su amigo, socio y compatriota Henry Badenhorst, montaron una compañía para facilitar los contactos entre homosexuales y lesbianas que tiene ya presencia en 23 países y factura anualmente alrededor de millón y medio de euros. Aproximadamente un 85 por ciento de la comunidad gay se cree que utiliza los servicios de esa empresa, que cuenta ya con una emisora propia y entre cuyos proyectos estaba montar un servicio de telefonía móvil también para esa comunidad. Frisch y Badenhorst se habían separado poco antes de la muerte del primero, quien había hecho testamento a favor de su amigo un año antes. El hecho de que la pareja no hubiese contraído una alianza de tipo civil, posible en el Reino Unido desde el 2005, ha obligado al heredero a pagar a Hacienda 2,5 millones de libras, es decir el 40 por ciento de impuesto sobre la herencia que establece la ley.