GRACIAS Desfile Acción Gracias recorre centro de Manhattan con sus globos gigantes

El tradicional desfile de Acción de Gracias recorrió hoy el centro de la Gran Manzana, con miles de seguidores entusiasmados por el espectáculo de ver once gigantescos globos de helio flotando entre los rascacielos y a destacadas estrellas de la música y el teatro. Las novedades en el desfile de este año, que hoy celebra su 81 edición, han venido de la mano de algunos de los personajes infantiles de las películas de animación más conocidos en EEUU, como el ogro Shrek, Abby Cadabby (uno de los personajes de Sesamo Street) o Super Cute Hello Kitty, entre otros. Sus gigantescas figuras de brillantes colores, algunas de tamaño similar a edificios de diez pisos, flotaron entre los rascacielos, al igual que el globo plateado que el escultor Jeff Koons hizo para esta ocasión de su icónico y conocido "Rabbit" (Conejo). Otra novedad fue el excepcional buen tiempo con que amaneció Manhattan, pese a los pronósticos que auguraban un desfile de Acción de Gracias con bajas temperaturas y pasado por agua. El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, destacó hoy la importancia de ese tradicional desfile, del que dijo que "ha atraído a 3,5 millones de personas" a la ciudad, al tiempo que señaló que eventos de este tipo la hacen aún más internacional. Este desfile, retransmitido hoy en directo a nivel nacional por varias televisiones y organizado por la cadena de grandes almacenes Macy´s, se celebró por primera vez en 1924 por iniciativa de un grupo de empleados. Su éxito fue tan grande que la dirección de la empresa decidió asumir el festejo, y desde entonces sólo en dos ocasiones, en 1942 y en 1945, en plena Segunda Guerra Mundial, no se ha celebrado. Además de esta jornada festiva en que se conmemora el Día de Acción de Gracias, la fiesta nacional más querida por los estadounidenses, el desfile de Nueva York marca también el inicio de la temporada de rebajas y compras navideñas, aprovechando el tirón de los miles de visitantes atraídos por el espectáculo. Las carrozas, bandas musicales, majorettes y megaglobos de helio atravesaron la ciudad desde la zona oeste de Central Park, bajando por la avenida de Broadway, hasta llegar a la calle 34 y Herald Square, en donde se ubica la sede de los grandes almacenes organizadores. Participaron unas 10.000 personas, la mitad de ellos empleados de ese comercio, mientras que los demás fueron 2.000 animadores, 800 payasos y varias decenas de bailarinas de las Rockettes del célebre Radio City Music Hall, que este año celebran su 75 aniversario, y once bandas musicales de diferentes lugares del país. Pero la estrella de este espectáculo fue, como no podía ser menos, Santa Claus, de quien además se anunció en todos los periódicos que mañana recibirá ya las peticiones de los niños sentado en el sillón que esos grandes almacenes le han preparado. Entre las divas invitadas al espectáculo estuvieron las cantantes de country Dolly Parton y Wynona Judd, que interpretaron algunos de su éxitos más conocidos entre el público estadounidense, así como la soprano británica Sarah Brightman y los rockeros de Good Charlotte. Para un público más adolescente se prepararon las actuaciones de Ahsley Tisdale, una de las componentes del exitoso High School Musical, y el nuevo grupo Menudo, reedición de la agrupación infantil puertorriqueña, que produjo cantantes tan famosos como Ricky Martin, y que en su nueva versión ha salido de un "reality show". Los nuevos Menudo desfilaron a bordo de la carroza que representaba a Nueva York, una Gran Manzana roja con el "skyline" de la ciudad. También ha intervenido en este desfile el elenco de una de los musicales de más éxito en el panorama musical neoyorquino, "Legally Blonde", basado en la película del mismo nombre, pero tuvieron que hacerlo sin el vestuario de la obra por la huelga que en estos momentos realizan los empleados de 27 teatros de Broadway en reclamación de mejoras salariales y laborales. También desfiló una de las bandas musicales más conocidas, procedente de la universidad Tecnológica de Virginia, que este mismo año vivieron el drama de ver cómo uno de sus estudiantes, un surcoreano, mataba en el campus a 32 personas antes de suicidarse. Los componentes de la banda Highty-Tighties quisieron rendir, con su participación, un homenaje a los profesores y estudiantes que murieron en ese tiroteo, al igual que a los de otros lugares del país que han sido víctimas de crímenes similares.