Mel Gibson cumple con lo acordado tras su arresto por conducir ebrio

Mel Gibson cumple con la justicia, afirmó hoy su abogado Blair Berk al informar al juez del comportamiento de su cliente tras los cargos presentados contra el actor estadounidense por conducir ebrio. Gibson, de 51 años, aceptó los cargos por conducir bajo los efectos del alcohol presentados después de su arresto en julio de 2006. Fue un arresto sonado especialmente tras los insultos proferidos desde su estado de embriaguez contra los judíos y las mujeres. Sin embargo, como explicó Berk hoy durante esta nueva audiencia, el intérprete de "Mad Max" y ganador de un Oscar como director por "Braveheart" ha cumplido con las condiciones impuestas durante sus tres años de libertad condicional. Gibson ha pagado la multa impuesta de 1.400 dólares, asiste a las reuniones de Alcohólicos Anónimos como se le ordenó y ha presentado una disculpa pública. La próxima vista quedó fijada para el 15 de febrero de 2008 y el juez indicó que el actor tendrá que comparecer en persona. Considerada una de las figuras más importantes de Hollywood, Gibson se ha mantenido apartado de las cámaras desde su arresto sin ningún proyecto confirmado en cartera, ni como actor ni como director. Su último filme fue "Apocalypto", película centrada en la desaparición de la cultura maya, que pese a su violencia no suscitó la misma polémica, ni taquilla, que su anterior filme como director, "La Pasión de Cristo".