Hallan a niña raptada en Argentina gracias a vídeo difundido por Soda Stereo

Una niña que había sido secuestrada por su abuelo fue recuperada gracias a la difusión de imágenes de niños desaparecidos durante los recitales que la banda de rock argentina Soda Stereo ofreció en Argentina, confirmó hoy la madre de la menor. Celeste, de 8 años, había sido raptada hace 45 días y su madre, Mirna Mancuello, recurrió a la organización no gubernamental Missing Children, que, a su vez, acudió a Soda Stereo para que en su regreso a los escenarios difundiera vídeos con imágenes de la niña y de otros chicos desaparecidos. Una vecina de la vivienda donde estaba Celeste vio el domingo pasado esas imágenes en un canal de televisión que retransmitió parte del concierto que Soda Stéreo ofreció el sábado en la capital argentina. La mujer, cuya identidad no fue difundida, estaba en ese momento junto a Celeste, quien también vio las imágenes. La niña había sido secuestrada por su abuelo materno en la localidad de Glew, a las afueras de Buenos Aires. El abuelo alquiló una vivienda en la localidad de San Vicente, también en el conurbano bonaerense, para esconder a su nieta. Luego de que la vecina diera aviso a la policía, Celeste fue encontrada el miércoles pasado, mientras caminaba por la calle con su secuestrador, de 54 años, quien alegó que se llevó a la nieta "porque el padrastro la maltrataba". "La nena no fue abusada. Está físicamente bien de salud, pero está muy traumatizada, tiene un problema psicológico que no quiere salir más allá del portón de la casa", dijo hoy la madre de la niña en declaraciones al canal C5N de la televisión argentina. "Tiene terror de la calle y si ve un hombre mayor, se asusta. Estoy necesitando ayuda psicológica urgente para Celeste", añadió. Mirna Mancuello conoció a su padre, el secuestrador de la menor, hace tan solo ocho meses y, según la mujer, el hombre tiene antecedentes penales. "Estoy sorprendida, no se merece que le diga padre. Temo por la vida de mi familia. No quiero que este hombre se acerque a nadie de mi familia", afirmó la mujer.