Ana de Inglaterra encuentra en Bohemia huellas de sus antepasados checos

La princesa Ana de Inglaterra, de visita en la República Checa desde el fin de semana pasado, ha encontrado en Bohemia huellas de unos antepasados de quienes al parecer no sabía nada, informó hoy la prensa checa. Se trata de Guillermo de Perstenán, un noble de Pardubice, jefe de una conocida familia de abolengo, del siglo XVI, que sirvió a la estirpe reinante de los Habsburgo. Según informó el diario "Mlada Fronta Dnes", una nieta de Guillermo se casó con un miembro de la casa alemana de los Fürstenberg, de la cual procede la dinastía inglesa de Windsor. Ana, aficionada a los caballos y que representó a su país en la modalidad hípica de salto en los Juegos Olímpicos de Montreal de 1976, felicitó el domingo a los vencedores del 117 certamen del gran premio de carreras de Pardubice, una yegua de siete años llamada Sixteen y a su jinete Dusan Andres. Antes, la única hija de la reina Isabel II visitó las cuadras de Kladruby nad Labem, famosas por el viejo caballo blanco de raza Lipiza, que fueron originariamente importados de España e Italia en el siglo XVI. La noble británica asistió anoche a la cena de gala celebrada en el castillo de Praga, con el presidente Vaclav Klaus como anfitrión, y donde no faltó el pato y los "knedliky" (albóndigas de pan), indispensables en la gastronomía checa.