Intentan un nuevo récord Guinness con el asado de un dromedario de 550 kilos

Un restaurante de la localidad marroquí de Safi, al sur de Casablanca, intentará el sábado lograr un récord con la preparación de un asado típico con un dromedario de más de media tonelada de peso, según explicó a Efe el dueño del establecimiento. "Será difícil, no es una cosa normal, y ya colocar al animal en el asador es complicado", dijo Mehdi Slaoui, que regenta el restaurante "Le Refuge", donde un equipo de una decena de personas trabajará alrededor del camélido con el fin de tenerlo listo para la cena del sábado. "Hoy mismo lo pondremos en el pincho", dijo Slaoui, quien aseguró que será la primera vez que se intenta cocinar un "mechui" (un tipo de asado, típico de la gastronomía marroquí, normalmente de cordero) con un dromedario de semejante peso. "Lo degollamos ayer, según las normas islámicas habituales", aclaró Slaoui, quien dijo que el dromedario tenía tres años de edad y había sido criado al sur de Safi. "Hay que vigilar todo el proceso -explicó-, seguro que la gente no va a dormir en toda la noche" para tener a punto el asado, que requerirá de doce a quince horas de cocinado y que comenzará a las siete de la mañana. Para asar al dromedario los dueños del local cuentan con la ayuda de un experto francés, Christian Falco, que asegura tener ya varios récord Guinness, entre ellos el asado de un buey de 985 kilos en 1996 en el casino de la ciudad francesa de Béziers. Además, de Francia procede también la tonelada y media de leña que será necesaria para alcanzar el punto de asado ideal del dromedario. Al intento de récord de asado de camélido le seguirá, el domingo, la preparación de un plato a partir de un pescado de ochenta kilos y de una "paella gigante".