Israelíes celebran "Tu be Av", el día de los enamorados judío

Las parejas israelíes celebran hoy la fiesta de Tu Be Av, la versión judía del día de los enamorados, mientras los solteros ortodoxos rezan para encontrar una pareja. "La Kabalá (doctrina mística judía) y la Torá (los cinco primeros libros de la Biblia) dicen que este es un día bueno y de alegría incomparable", explica el rabino Yitzhak Batzri en la versión electrónica del "Jerusalem Post". Mientras las parejas salen a cenar a los restaurantes e intercambian regalos, como en el Día de San Valentín, los solteros ortodoxos acuden a las sinagogas para pedir la llegada de su pareja y contrarrestar el llamado "mal de ojo" (envidia y malos deseos ajenos), responsable de la tardanza del posible amado. El rabino Batzri cuenta que durante este día se realizan rezos especiales en su "yeshiva" (escuela de estudios judíos) y aquellos estudiantes que no pueden llegar, acostumbran enviar cartas por fax para que sus nombres sean incluidos en las oraciones. Algunas jóvenes religiosas se reunirán para bailar en algunos lugares del centro de la ciudad y otras acudirán al llamado Museo de los Salmos para recitar oraciones especiales capaces de provocar la llegada del amor. Después de la destrucción del antiguo templo judío por los romanos, en el año 70 de nuestra era, hasta la creación del estado de Israel, en 1948, "Tu be Av" no fue celebrada. La sociedad israelí fue la que resucitó esta costumbre ancestral abandonada por la Diáspora. Según la "Mishná", uno de los libros más importantes de la tradición judía, esta fiesta fue una celebración importante que se conmemoraba el día 15 del mes de Av, según el calendario judío, durante todos los años en los que permaneció en pie el Segundo Templo, del 586 a.C al 70 d.C.. Cuenta la tradición que en esa época, todas las doncellas de Jerusalén salían con vestidos blancos prestados para evitar la vergüenza de las más pobres y evitar que los espectadores identificaran la condición económica de cada una. Las jóvenes bailaban en los viñedos a donde llegaban varones interesados en conseguir esposa. Aunque ya no existen esos bailes en Israel, las parejas acostumbran a asistir a conciertos y otros eventos especiales en la noche, las cadenas de radio preparan programas especiales y las empresas y tiendas presentan ofertas para enamorados. A propósito del día, varios periódicos presentan resultados de encuestas y declaraciones relacionadas con los matrimonios israelíes. Según los resultados de la última encuesta publicada por el diario "Jerusalem Post", la edad promedio en la que se casan las israelíes es de 24 años mientras que los hombres lo hacen a los 27. Este promedio ha aumentado considerablemente desde 1970, año en que sólo el 28 por ciento de los varones israelíes estaban soltero. Hoy se calcula que el 61 por ciento de los jóvenes del país en esa edad no están comprometidos. La tardanza de muchos para encontrar un compañero, preocupa principalmente a los líderes ortodoxos quienes consideran que sólo están "completos" aquellos que se casan. Para evitar la "proliferación de solteros", el rabino Yeshoshua Shapira, que dirige una escuela de estudios cerca a Tel Aviv, pidió a los padres de los jóvenes pagar una remuneración más alta a los casamenteros quienes pueden llegar a recibir alrededor de 2000 dólares (por 1.448 euros) por cada "shiduj" (cita organizada). En el mundo ortodoxo judío, muchas de las bodas se realizan a través de un casamentero que se encarga de buscar la pareja más adecuada al candidato, quien finalmente decide si la elección fue acertada.