Madonna celebra el fin de año entre las dunas del desierto indio de Rajastán

La reina del pop estadounidense ahora afincada en Inglaterra, Madonna, celebró el fin de año junto a su familia en una residencia en el desierto situada en la región noroccidental india de Rajastán, informó hoy la edición digital del rotativo "Hindustan Times". Madonna llegó ayer con su marido, su hijo y cinco amigos a la turística ciudad de Jodhpur, donde se alojó en el lujoso hotel Ummed Bhawan, donde también han estado Angelina Jolie y Brad Pitt. La cantante estadounidense, que llegó a suelo indio tras abandonar las Islas Maldivas, se trasladó por la noche a Khimsar, una localidad a 100 kilómetros de Jodhpur, donde celebró el fin de año entre las dunas del desierto en una residencia. Hoy tiene previsto trasladarse a la ciudad de Jaisalmer, conocida por sus templos jainistas y también situada en Rajastán. La ruta turística de Madonna terminará en Udaipur, en la misma región, desde donde viajará a Estados Unidos, según la agencia india IANS.