Marta Luisa de Noruega, ¿bruja, ángel o timadora?

La princesa noruega Marta Luisa, de 35 años, sorprendió recientemente al declararse vidente y ofrecerse a enseñar a hablar con los ángeles a toda persona que esté interesada. 

El diario noruego publica extractos de la biografía oficial sobre Marta-Luisa, escrita por Erik Fosnes Hansen, en la que la princesa Mette-Marit muestra su admiración por su cuñada. "Tiene unas manos muy cálidas. Muchas personas tienen las manos cálidas y buenas, pero ella tiene un pequeño sol en las suyas", dice Mette-Marit en la biografía, y añade que Marta Luisa le ha ayudado también a superar su miedo a volar.

Marta Luisa, primogénita de los reyes Harald y Sonia de Noruega, ha declarado su interés por desarrollar sus cualidades en su centro de educación alternativa Astarte. En su página de internet (www.astarte-education.com) explica que fue en su infancia, al tratar con caballos, cuando entró por primera vez en contacto con los ángeles.

"Más adelante aprendí a valorar este enorme regalo que quiero compartir con otros", señala la hermana mayor del príncipe heredero Haakon. El citado centro de educación, del que la princesa es co-fundadora, prometía en su página "web" enseñar a los estudiantes a "hacer milagros" en sus vidas con la ayuda de "ángeles y de vuestra propia fuerza". Marta-Luisa, quien aprendió la profesión de fisioterapeuta, asegura que siempre sintió interés por las formas alternativas de tratamiento.

Sin embargo,apenas unos días después de conocerse las presuntas cualidades "curativas" de la princesa noruega, el centro, modificó sus promesas,debido a la polémica surgida en el país escandinavo.

La página web del centro matizó que "intentará" contactar con ángeles y se enseñará a cómo "intentar" hacer milagros. Las promesas de Astarte, unidas a las declaraciones de la princesa en la web del centro, revelando sus dotes visionarias y sobrenaturales, así como su comunicación con los ángeles, han provocado duras críticas.

Una de las más severas fue la del diario económico "Finansavisen",  acusó en un editorial a Marta Luisa de "timadora" y aludió a que las leyes noruegas prohibían la publicidad engañosa.

Ni la princesa ni la Casa Real se pronucniaron sobre el tema,ni sobre las causas ni la duración de la repentina baja por enfermedad de Marta Luisa, anunciada poco después.

La dirección de la Semana de la Música de Nordland, en Bodø, al norte de Noruega, anunció repentinamente que la primogénita de Harald V y Sonia había anulado su participación en una lectura de "Pedro y el lobo", de Sergei Prokofiev, por enfermedad y que ésta la mantendría de baja dos semanas. La escuela, que abre sus puertas en dos semanas, ofrece una enseñanza no oficial de tres años en "lectura", "curación" y "contacto", por un precio de unos 1.500 euros semestrales por 33 días lectivos, alojamiento y comida.

La Organización de Protección al Consumidor informó de que ha recibido dos denuncias sobre la publicidad usada por Astarte y de que debe decidir si investiga el caso.

Un sondeo difundido por la revista del corazón noruega "Se og Hør" reveló que el 48,8 por ciento de los noruegos consideran incompatible la condición de princesa con la de fundadora de un centro como Astarte.