McCartney y Mills, de nuevo en los tribunales para tratar de lograr acuerdo

El ex Beatle Paul McCartney y Heather Mills comparecieron hoy ante un tribunal londinense para tratar de llegar a un acuerdo de divorcio, que puede ser el más caro en la historia legal del Reino Unido. Según la prensa británica, McCartney, cuya fortuna personal asciende a unos 1.200 millones de euros, podría llegar a pagar a su mujer más de 85 millones de euros en un acuerdo de divorcio. El músico, de 65 años, y la ex modelo, de 39 años, llegaron por separado y ambos utilizaron las entradas reservadas a los jueces para evitar a los numerosos medios de comunicación destacados en el tribunal. En primer lugar llegó Mills, que se cubrió la cabeza con una manta al entrar a la corte, y unos pocos minutos más tarde se presentó el ex Beatle, vestido con un traje oscuro, informó la cadena británica BBC. El ex Beatle y su esposa asistieron a una vista estrictamente privada y, por consiguiente, celebrada a puerta cerrada, tal y como contempla la legislación británica, que prohíbe la presencia de la prensa en casos de divorcio. Tras unas ocho horas en el tribunal, McCartney y Mills lo abandonaron, también por separado. El primero en hacerlo fue el músico, que salió del edificio pasadas las 18:40 hora local (17:40 GMT) en un coche negro y haciendo el signo de la victoria. Unos minutos más tarde, Mills dejó la corte en la parte de atrás de otro vehículo y con la cabeza cubierta. La pareja, que tiene una hija de tres años llamada Beatrice, anunció en marzo del 2006 su decisión de separarse, tras cuatro años de matrimonio, y atribuyeron el fracaso de su relación a la intromisión de la prensa. McCartney y Mills, que perdió una pierna en un accidente de motocicleta, se conocieron en 1999 en un acto de beneficencia, un año después de la muerte por cáncer de la primera esposa del músico, Linda, con quien había estado unido 29 años. Según el diario sensacionalista "The Sun", la pareja ha llegado a un acuerdo valorado en unos 71,5 millones de euros para proteger a su hija de una largo proceso legal, aunque el "Daily Mirror" apuntó hoy que la cifra podría ascender a 85 millones de euros. En enero pasado, los abogados de Mills rechazaron que ella hubiera aceptado un acuerdo financiero valorado en unos 45,7 millones de euros. La pareja ya compareció ante el Tribunal Superior de Justicia en marzo pasado para la celebración de una vista preliminar.