Merkel alternará en vacaciones la ópera de Wagner con los paseos montañeros

La canciller alemana, Angela Merkel, alternará en vacaciones su tradicional visita al Festival de Opera Richard Wagner, en Bayreuth, con largas caminatas por la montaña, en algún lugar no determinado. De acuerdo a la tradición, el portavoz del gobierno, Ulrich Wilhelm, declinó hoy dar información precisa sobre dónde irá su jefa de vacaciones, con el argumento de que ello entra en su ámbito privado. Sí aclaró, en embargo, que piensa pasar un par de días en Bayreuth, lugar de peregrinación anual de los wagnerianos de todo el mundo, para asistir a la apertura del festival, el miércoles, con "Los Maestros Cantores de Nuremberg". Merkel es asidua a ese festival desde mucho antes de convertirse en canciller y durante años fue prácticamente aquella la única ocasión en que se la veía en público acompañada de su esposo, el catedrático Joachim Sauer, quien se ganó el apodo del "fantasma de la ópera". La jefa del gobierno y su esposo cumplirán de nuevo con esa cita, tras lo cual dejará las verdes colinas de Bayreuth para ir a la montaña. La canciller se reincorporará a su puesto de trabajo unas tres semanas después, a más tardar, para presidir el consejo de ministros convocado en Berlín para el 15 de agosto.