Montilla asiste inauguración nueva Tiurana, que quedó bajo aguas hace 8 años

La nueva población de Tiurana (Lleida), que sustituye a la que quedó anegada por las aguas del pantano de Rialb hace ocho años, ha celebrado hoy un gran acto de inauguración del pueblo, que cuenta ya con 69 habitantes, al que ha asistido como invitado de honor el presidente de la Generalitat, José Montilla. Tiurana, que conserva el nombre de los restos del pueblo que yace bajo las aguas, ha renacido al instalarse en este nuevo emplazamiento, desde el que se divisa el pantano, muchas de las familias que tuvieron que dejar sus casas en 1999. José Montilla, acompañado por su mujer, ha asistido a algunos de los actos de inauguración de la población, y que han culminado en la celebración de una gran comida popular. La población conserva en su plaza central, que lleva el mismo nombre de la de la Tiurana antigua, un pequeño monumento de piedra que los vecinos han trasladado piedra a piedra, así como algunos de sus elementos arquitectónicos más destacados, como unas arcadas que habían pertenecido a la casa consistorial y que ahora se han anexionado a la ermita. El ayuntamiento pretende que la población, que en el pasado vivía de la agricultura y la ganadería, se convierta en un polo de atracción turística aprovechando el pantano. Entre otras iniciativas, el consistorio tiene en proyecto dotar a la población de un campo de golf de 18 hoyos que pueda acoger competiciones internacionales, así como pistas de enduro, trial, un circuito de BTT permanente y pistas para circular con vehículos cuatro por cuatro. Los planes municipales incluyen la construcción de dos embarcaderos junto al pantano, que se prevé podrán entrar en funcionamiento el año que viene, ya que la intención es que en el embalse se puedan practicar deportes náuticos. El alcalde, Antoni Armengol, ha explicado que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) da permiso, hasta el momento, para la navegación de embarcaciones de hasta 50 caballos de motor, para vela y remos. El Ayuntamiento de Tiurana quiere además aprovechar la celebración de la Expo de Zaragoza en el año 2008, que tendrá como uno de los temas centrales el agua, para dar a conocer a la gente cómo ha vuelto a resurgir el pueblo de Tiurana tras quedar afectado el pueblo originario por la construcción de un gran pantano. Armengol ha explicado que una de las posibilidades sería que en la Expo se diera información sobre el caso de Tiurana, principalmente con imágenes del antes y el después, y a la vez se desplazará la gente hasta Tiurana para conocer in situ como se ha materializado el proyecto.