Moscovita reclama indemnización tras encontrar preservativo en una cerveza

Un moscovita demandó a una empresa cervecera por un montante de casi dos millones de dólares (un millón y medio de euros), por haber encontrado un preservativo en una botella de cerveza, informó hoy su abogada. La letrada, Stalina Gurevich, explicó a la prensa que su cliente, de apellido Pávlov, hace un año compró una caja de cerveza en un establecimiento y encontró un preservativo en el interior de una de las botellas, lo que le causó un "shock emocional", según la agencia Interfax. Añadió que expertos de la Asociación de Consumidores establecieron que el condón "fue a parar en la botella de cerveza precisamente en la empresa productora", contra la que Pávlov presentó una demanda al tribunal del distrito Perovo de Moscú. "Mi cliente ha sufrido un grave trauma moral y ya no puede consumir las bebidas envasadas por temor a encontrar allí objetos extraños y envenenarse. Y como consecuencia de este trauma ha precisado recurrir a sesiones de terapia psicológica", señaló. Según la abogada, la elevada suma de la indemnización reclamada se debe a que "en Rusia el consumidor está totalmente desprotegido ante la arbitrariedad de los productores de alimentos".