Muere en Florida Evel Knievel, el gran aventurero del decenio de 1970

Evel Knievel, el aventurero estadounidense que trató sin éxito de saltar sobre el cañón de un río sobre una motocicleta propulsada por un cohete en 1974, murió hoy en Clearwater, Florida, a los 69 años de edad, informaron fuentes de su familia. Su nieta, Krysten Knievel, informó de que su abuelo sufría de diabetes y fibrosis pulmonar y que su salud decayó de manera pronunciada en los últimos años. En 1999 fue sometido a un trasplante de hígado debido a que sufría de hepatitis C, contraída tras resultar herido en uno de los tantos actos intrépidos en los que buscó superar sus propios límites. "Fue algo que se veía venir, pero incluso así fue inesperado", manifestó su amigo y agente Billy Rundel, quien dijo que Knievel tenía problemas para respirar y falleció antes de llegar al hospital. Vestido con los colores blanco, azul y rojo de la bandera de EE.UU., Knievel irrumpió en la escena estadounidense con presentaciones en las que rompía récords de saltos con su moto voladora. Pero aunque fue inmortalizado en exposiciones de la Institución Smithsonian como "El legendario intrépido de América", Knievel era más famoso por su fracasado intento de saltar sobre el río Snake en 1974 en una motocicleta propulsada por un cohete. También se le recuerda por la ocasión en que estrelló su vehículo contra el famoso hotel casino "Caesar´s Palace" de Las Vegas varios años después. Ese intento terminó con el "legendario intrépido" en el hospital con una veintena de huesos rotos y un estado de coma que duró más de un mes. Knievel inició su carrera en 1965, cuando creó un grupo de motociclistas que recorrió el país realizando saltos con sus máquinas sobre muros en llamas, leones y decenas de autobuses en línea. Su fama lo llevó a Londres donde, en 1974, saltó con su vehículo sobre trece autobuses. El aterrizaje le significó la fractura de la pelvis, pero regresó a Estados Unidos tras cobrar un honorario de seis millones de dólares por esa hazaña. Knievel se incorporó al cine y la televisión y en el decenio de 1980 se interpretó a sí mismo en un episodio de la serie "La mujer biónica", en el que compartió papeles estelares con Lindsay Wagner. Actores famosos como George Hamilton y Sam Elliot interpretaron papeles de Knievel en los que se relataban algunos capítulos de su vida. En 1959 contrajo matrimonio con Linda Joan Bork, de la que se divorció en 1999 y con la que tuvo cuatro hijos. Volvió a casarse en 1999 con Krystal Kennedy, de la que se divorció varios años después y con quien volvió a vivir en los últimos años de su vida. Le sobreviven diez nietos y un bisnieto.