Muere en Japón la persona más anciana del mundo con 114 años

La japonesa considerada la persona más anciana del mundo con 114 años, Yone Minagawa, falleció el lunes, según informó hoy la agencia de noticias Kyodo. Minagawa, que entró en el libro Guinness de los Récords en mayo después de cumplir 114 años, nació el 4 de enero de 1893 en Fukuchi, ciudad situada en la provincia de Fukuoka al sureste del país. Esta longeva mujer sucedió como persona más anciana del planeta a Emma Faust Tillman, una estadounidense que falleció también con 114 años. Según la familia, Minagawa, que se quedó viuda muy joven, se ganó la vida con la venta de flores y verduras en un pueblo minero, tuvo cinco hijos, siete nietos, 12 bisnietos y dos tataranietos. Desde 2002 vivía en una residencia de ancianos donde murió y, aunque necesitaba una silla de ruedas para desplazarse y había perdido capacidad auditiva, gozaba de un buen estado de salud. Actualmente el número de centenarios en Japón es de 28.394 personas, 24.244 de ellas mujeres, según cifras del ministerio de Salud y Bienestar.