Muere la actriz Pat Kirkwood, famosa por su amistad con el duque de Edimburgo

La actriz y cantante británica Pat Kirkwood, a quien siempre persiguieron los rumores de un supuesto romance con el duque de Edimburgo, falleció el día de Navidad a los 86 años de edad, informó hoy la prensa británica. Kirkwood, para quien el dramaturgo y actor británico Noel Coward (1899-1973) escribió un musical y cuyas piernas fueron descritas por el crítico teatral británico Kenneth Tynan como "la octava maravilla del mundo", está considerada una de las reinas del musical. Nacida en 1921 en el condado inglés de Lancanshire (norte), a unos kilómetros del centro de Manchester, con 14 años hizo su debut profesional como cantante en un programa de la cadena pública británica BBC y con 15, su primera aparición en un escenario. Al año siguiente, la que fue llamada "reina del West End" londinense conseguiría el papel principal en su primera película, "Save A Little Sunshine" (1937), a la que siguieron otros filmes y obras de teatro que hicieron que en 1939, con sólo 18 años, fuera ya una veterana de la escena. En 1944 la Metro-Goldwyn-Mayer le ofreció un contrato en Hollywood y, poco después del fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), ella y su madre viajaron a Estados Unidos, donde apareció en la película romántica "No Leave, No Love" (1946). Pero las malas críticas obtenidas por el filme y el estricto régimen alimenticio y de ejercicio que le impusieron llevaron a Kirkwood a una crisis nerviosa y a un intento de suicidio, por lo que tuvo que ser ingresada durante ocho meses en un sanatorio de Nueva York. Tenía 27 años cuando en octubre de 1948, en la cima de su carrera, le presentaron al duque de Edimburgo, quien un año antes acababa de contraer matrimonio con la entonces princesa heredera, la actual Isabel II, en aquellos momentos embarazada de ocho meses de su primer hijo, Carlos. La actriz cenó con el príncipe Felipe en el restaurante Les Ambassadeurs, en el selecto barrio de Mayfair, y después fueron vistos bailando juntos en el club nocturno Milroy. Kirkwood reconoció que desayunaron al amanecer huevos revueltos, pero siempre negó que hubiese habido un romance entre ellos. "Estaba lleno de vida y energía. Sospecho que se sentía atrapado y raramente encontraba una oportunidad para ser él mismo", recordó la mujer años más tarde. Los años cincuenta le trajeron nuevos éxitos profesionales: el musical "Ace of Clubs", escrito por Noel Coward especialmente para ella en 1950, papeles protagonistas en el London Palladium y convertirse en la primera actriz con su propia serie de una hora en la televisión británica. En su autobiografía, "The time of my life" (1999), Kirkwood, que se casó en cuatro ocasiones y no tuvo hijos, volvió a negar que hubiera tenido una relación con el duque de Edimburgo. Cuando le invitaron a participar en un documental sobre la vida del príncipe respondió que hacía tiempo que había echado el telón sobre ese asunto, un episodio que le había causado "mucho daño", según recordaba hoy "The Daily Telegraph". Durante los últimos años de su vida le diagnosticaron la enfermedad de Alzheimer y en el 2004 ingresó en una residencia geriátrica privada, donde falleció el pasado martes.