Muere a los 109 años Jesusa Pérez Cabezas, la "abuela de Ávila"

La "abuela de Ávila", Jesusa Pérez Cabezas, que falleció ayer en Ávila a los 109 años, será enterrada hoy en su localidad natal de Villarejo del Valle, donde vivió durante muchos años, aunque los últimos de su vida los pasó con sus tres hijas, entre la capital abulense y Valladolid. El funeral se ofició esta mañana en la parroquia de San Bartolomé Apóstol, de esta localidad de 500 habitantes, situada al sur de la provincia de Ávila, en el denominado Barranco de las Cinco Villas. La alcaldesa del municipio, Purificación Cano, lamentó la pérdida de una "señora entrañable, que era muy querida en el pueblo", donde había pasado "buena parte de su vida". Asimismo recordó cómo solía acudir durante los veranos a las fiestas de Villarejo del Valle y señaló que su salud se había resentido de manera considerable este año. Jesusa Pérez Cabezas, nacida en 1898, había cumplido 109 años el pasado 16 de enero en Valladolid, donde residía en aquel momento con una de sus tres hijas. Hasta que su salud comenzó a resentirse en los últimos meses, gozaba de buena salud, pese a encontrarse en una silla de ruedas desde que hace seis años sufrió una caída que la obligó a someterse a una operación de cadera, en la única visita de su vida a un hospital. La "abuela de Ávila" estuvo acompañada en su funeral por sus tres hijas, doce nietos, doce bisnietos y dos tataranietas.