Multas de 100 dólares para quien ande desnudo en localidad de Vermont, EE.UU.

La pequeña localidad de Brattleboro, en Vermont, un estado del noreste de Estados Unidos, decidió esta semana multar con cien dólares a quien se le ocurra practicar el nudismo en lugares públicos durante el verano, informaron hoy medios locales. El gobierno local de Brattleboro, que fue el primer asentamiento colonial británico en Vermont en el siglo XVIII, decidió recurrir a las multas para acabar con los casos de nudismo que han caracterizado a este pueblo en los últimos tiempos. Reconocido como un lugar liberal y punto de reunión de numerosos intelectuales llegados de otras zonas de Estados Unidos y en especial de la vecina Nueva York, Brattleboro cuenta con cierto renombre entre los municipios costeros que permiten el nudismo en las playas. Lo que ha incomodado a las autoridades locales es que esa práctica parece haberse trasladado de la arena de la playa al asfalto de sus calles, donde varias personas se han paseado en más de una ocasión como llegaron a este mundo. La semana pasada un turista de avanzada edad merodeó por la localidad completamente desnudo, un caso que ha hecho a las autoridades llevar a cabo acciones más contundentes para acabar con una práctica que el pasado verano ya contó con un precedente que dio mucho de qué hablar. No se sabe si fue cosa de las altas temperaturas veraniegas que caracterizan a la Costa Este del país, pero lo cierto es que a los vecinos de Brattleboro se les subieron los colores cuando una docena de adolescentes apareció en sus calles sin ni siquiera traje de baño. Montaron en bicicleta, jugaron durante horas y entraron en varias tiendas del pueblo desnudos. Para evitar más casos como éste, el Ayuntamiento de la localidad aprobó por un apretado margen (tres votos a favor y dos en contra) esta norma municipal que prohíbe el nudismo en los lugares públicos del municipio y que ya ha sembrado la polémica entre unos ciudadanos, cuyas opiniones están ya divididas. Ante la incógnita de si la normativa seguirá adelante después del verano, lo único seguro en Brattleboro es que todo el mundo debe ir vestido por las principales calles de la población y al pasar cerca de las escuelas y las iglesias.