Murió Salmona considerado el mejor arquitecto colombiano de la historia

Rogelio Salmona, considerado el mejor arquitecto colombiano de la historia, y el más reconocido del país en el ámbito internacional, murió hoy en Bogotá a los 78 años de edad, informaron sus familiares. Salmona falleció víctima de un cáncer que le sobrevino cuando conmemoraba cincuenta años de trayectoria, con una muestra retrospectiva que sus amigos y discípulos montaron el año pasado, y que, desde entonces, ha sido exhibida en Bogotá, París y Roma. El ladrillo fue el material al que este arquitecto dio preferencia en su obra, integrada por algunas decenas de edificaciones en la capital colombiana y capitales regionales como la caribeña Cartagena, y la cafetalera Armenia. Durante su trayectoria, Salmona recibió en cuatro ocasiones el Premio Nacional de Arquitectura y en 2003 se convirtió en el primer latinoamericano al que se le concedió el finlandés "Alvar Aalto", considerado como uno de los más importantes reconocimientos del mundo en la disciplina. Salmona nació en París en 1929, en un hogar de padre español y madre francesa que viajaron con él, aún niño, a Bogotá, donde se establecieron. El colombiano inició sus estudios de arquitectura en la sede central bogotana de la Universidad Nacional de Colombia, la mayor del país, y los completó en París, adonde viajó en 1948. En la capital francesa, Salmona tuvo la oportunidad de trabajar con el arquitecto franco-suizo Le Corbusier, de quien fue discípulo durante diez años. En la obra del colombiano se destacan las tres Torres del Parque, edificios circulares de apartamentos construidos en los alrededores de la Plaza de toros de Santamaría, en Bogotá, donde avanza el que será su último proyecto, el Centro Cultura "Gabriel García Márquez", del Fondo de Cultura Económica, de México.