Naomi Campbell podría hacer frente a otro juicio por maltrato a sus empleadas

Un juez de Manhattan ha aceptado que en una demanda planteada por malos tratos contra la modelo británica Naomi Campbell se puedan incluir otros incidentes violentos que la famosa protagonizó en el pasado con ex empleados. Esa decisión, dada a conocer hoy, supone que Campbell podría tener que enfrentarse a otra demanda judicial en la que su comportamiento agresivo hacia sus empleados saldrá de nuevo a relucir. Este caso afecta en concreto a su ex empleada Gaby Gibson, de origen rumano, quien en 2006 presentó una demanda contra la modelo por burlarse de su pobre manejo del inglés y haberle insultado con frases como "ya no estás en el Tercer Mundo, estúpida". La británica de 37 años, afincada en Nueva York, trató de impedir que Gibson aireara un nuevo capítulo de las ya famosas riñas de "la venus negra" con sus empleadas del hogar, pero un fallo del juez de distrito Michael Stallman, dado a conocer hoy, abre la posibilidad de que la demanda sea admitida. El juez, según el escrito judicial, señala que "esos presuntos actos pueden ser relevantes" para la evolución del proceso judicial contra la modelo. Los abogados de Campbell habían subrayado al juez que la demanda de Gibson contenía "abundante material escandaloso y que prejuzgaba" la conducta de la modelo, y por ello pedían al magistrado que no lo tuviera en cuenta. Sin embargo, el juez neoyorquino desatendió esa petición y consideró que esos elementos sí pueden formar parte del caso. Gibson, que trabajó para Campbell de noviembre de 2005 a enero de 2006, asegura que la modelo la golpeó, la insultó y la amenazó con acusarla de robo al no encontrar unos pantalones diseñados por Stella McCartney. Hasta el momento, ninguna de esas acusaciones han llegado a ser imputadas a Campbell, que el pasado marzo tuvo que hacer cinco días de trabajos comunitarios en Nueva York por tirarle un teléfono móvil a otra de sus empleadas.