Natalia Zabala, Miss España, ve "casi imposible" convertirse en Miss Mundo

Miss España, Natalia Zabala, cree que "es prácticamente imposible" ganar el concurso de Miss Mundo que se celebrará mañana en la localidad de Sanya, en la tropical isla china de Hainan, porque son muchas las candidatas. "Es muy difícil ganar el concurso porque son muchas las candidatas. Es prácticamente imposible", dijo la donostiarra hoy a Efe, consciente de que son 106 las aspirantes al triunfo final. Los pronósticos de esta estudiante universitaria a punto de licenciarse en Derecho coinciden con los que realizó antes del concurso de Miss Universo, celebrado el pasado mayo en México, donde tampoco se mostró muy optimista, y que ganó la japonesa Riyo Mori. Zabala, sin embargo, tampoco se inclina por ninguna de sus rivales: "Imposible decir una", afirmó Miss España, para quien carece de sentido hacer apuestas ya que raramente las señaladas como favoritas son al final las vencedoras. Eso sí, Miss España ya sabe lo que hará en el caso de que finalmente se alce con la victoria: "Si gano me voy a Londres", asegura, ciudad de la que hasta el momento no conoce más que el aeropuerto de Heathrow. A sus veinticuatro años, Miss España ya tiene una vasta experiencia a sus espaldas, conoce bien estos concursos de belleza, sabe cómo son y no duda en alabar el que el de Miss Mundo 2007, que contará con una intervención a través del vídeo del ex presidente de Sudáfrica Nelson Mandela, esté consagrado a la lucha contra el Sida. "Me parece perfecto. Este es un concurso con repercusión internacional y todo lo que sea concienciar sobre asuntos sensibles es bueno", asegura Natalia. Encantada con la organización, "que te da lo que le pides", Natalia no lo está tanto con algunas de las misses aspirantes. "Ha habido de todo. Cosas que me han gustado y otras que no tanto. Nunca antes me había ocurrido nada pero como somos 106, lógicamente hay personas que son encantadoras y otras que no lo son tanto", afirmó sin querer desvelar los motivos de esta queja sutil. Hija y hermana de misses, esta donostiarra de ojos verdes y 177 centímetros de estatura, juzga "muy agradable y positiva" su estancia en China, aunque la jornada de hoy, de ensayo general, "es una auténtica locura". El concurso de Miss Mundo llega este año a su quincuagésimo séptima edición y según la organización será visto a través de la televisión por más de 2.000 millones de telespectadores de más de 170 países. Sanya hizo un paréntesis el año pasado como sede del concurso después de haberlo acogido en 2005, 2004 y 2003; aunque en 2006 se celebró en la turística isla china el certamen de Míster Mundo.