Natalie Portman se arrepiente de su primer desnudo en el cine

  • La actriz Natalie Portman se arrepiente de su primer desnudo en la gran pantalla en el ya célebre cortometraje 'Hotel Chevalier' de Wes Anderson. Un lamento que llega tarde, ya que el primer desnudo de la actriz se ha convertido en uno de los videos más buscados y descargados de Internet.

Arrepentida. Así es como se siente la actriz Natalie Portman después de aparecer desnuda por primera vez en la gran pantalla. La protagonista de la última trilogía de ’Star Wars’ y ’V de Vendetta’ lamenta ahora no haber dicho "no" a esa escena en la que aparece como Dios la trajo al mundo en el ya célebre cortometraje ’Hotel Chevalier’ de Wes Anderson.

Un lamento que llega muy tarde, ya que el primer desnudo de la actriz se ha convertido en uno de los videos más buscados y descargados de Internet. "Realmente lamento mucho no haber seguido mi intuición. A partir de ahora voy a creer más en ella", afirma la actriz en declaraciones al portal especializado ’Worstpreviews.com’, en las que también señala que a veces la cosa "más poderosa que puedes decir es ’no’".

Unas declaraciones que entran en total contradicción con lo que dijo hace pocos días al ser preguntada por esta misma escena. "A veces uno crea sus propias reglas, y a veces debes romperlas para sentirte bien", afirmó Portman, que con esta escena rompió su fama de puritana. Una reputación que se ganó después de que en ’Los fantasmas de Goya’ usara una doble para las escenas de desnudos -y lo proclamara a los cuatro vientos para evitar que nadie pensara que era ella- y de que en ’Closer’ obligara a eliminar algunas escenas del montaje final porque, a su parecer, enseñaba demasiado.

El polémico desnudo aparece en el cortometraje ’Hotel Chevalier’ de Wes Anderson (’The Life Aquatic’) que Portman protagoniza junto a Jason Schwartzman. Un corto que Anderson proyecta antes de su última película, ’The Darjeeling Limited’ que se estrenará en España en enero del próximo año. De hecho, el corto, de apenas doce minutos de duración, es una especie de prólogo de la historia que luego se desarrolla en el largometraje, en el que no aparece la ahora arrepentida Portman.