Neoyorquinos se unen para salvar la calle donde se criaron los hermanos Marx

Un grupo neoyorquinos trata de evitar la demolición de varias casas adosadas de ladrillo, del siglo XIX, en la calle 93 del barrio neoyorquino de Manhattan en la que se criaron los Hermanos Marx. Tras la demolición de dos casas en esa calle y los planes de tirar otra para construir un bloque de apartamentos, varias asociaciones de vecinos se han unido para intentar preservar el encanto de esa calle situada en la zona del Upper East Side. De momento, la casa donde se criaron los Hermanos Marx, situada en el número 179 de esta calle, no parece que corra peligro inminente, al contrario de lo que ocurre con varios edificios de la calle. Los vecinos temen que cada vez más casas caigan en manos de los promotores inmobiliarios en la ciudad de los rascacielos, donde cualquier metro cuadrado de parcela es considerado como oro debido a los elevados precios que se pagan por la vivienda. Argumentan que el bloque, formado por 15 casas de vecinos adosadas de ladrillo del siglo XIX, es algo poco común en Nueva York y han pedido la protección de la Comisión municipal de Conservación del Patrimonio, según la prensa local. Quieren que la calle se incluya en el llamado distrito histórico de Carnegie Hill, donde construyeron sus mansiones el magnate de los juguetes F.A.O. Schwarz y el industrial Andrew Carnegie. Sin embargo, la Comisión ha denegado la protección al considerar que las casas están "demasiado reformadas, despojadas de su estructura y detalles históricos, para ser consideradas como parte de un distrito histórico", según declaró una portavoz al diario Newsday. Los vecinos también pretenden que se ponga una placa en la casa en que se criaron Groucho, Chico, Harpo, Gummo y Zeppo Marx, protagonistas de películas inolvidables como "Animal Crackers", "The Cocoanuts" y "Duck Soup".