Ofelia Medina no entiende la fascinación "burguesa" por Frida Kahlo

La actriz mexicana Ofelia Medina afirmó hoy que no entiende la fascinación de los "burgueses" por la pintora Frida Kahlo (1907-1954), a la que ha encarnado desde hace más de 20 años y volverá a interpretar este fin de semana en La Habana. "No sé qué ven los burgueses en Frida", dijo Medina, durante una conferencia de prensa en La Habana, en la que destacó el talante "no convencional" de la artista y manifestó que no ha visto la película "Frida", dirigida en 2002 por Julie Taymor y protagonizada por Salma Hayek y Alfred Molina. "No la vi, me cuido mucho", dijo. Reconoció su falta de explicación a la gran repercusión internacional que ha adquirido la figura de Frida Kahlo, a la que Cuba recuerda en el marco de los actos por el centenario de su natalicio y el 50 aniversario de la muerte del pintor Diego Rivera. "La Frida que hoy día conocemos es un milagro", dijo Medina, al recordar que la polifacética artista no le interesaba a nadie e incluso era vista como un "monstruo" y tildada de "loca, enferma, lesbiana, comunista". Medina fue la primera actriz en interpretar a la pintora en la película "Frida: naturaleza viva" (1984), del director mexicano Paul Leduc, y es la autora y directora de la obra "Cada quien su Frida", en la que mezcla canciones con escena-"sketches", basada en el teatro popular yucateco. Explicó que "Cada quien con su Frida", que será presentada en el Teatro Nacional de La Habana los próximos viernes, sábado y domingo, es una obra musical, "pero no es una comedia", en la que Frida aparece retratada en diferentes facetas y momentos de su vida. La obra está inspirada en el diario y la correspondencia de Frida Kahlo, así como en escenas del libro "Memoria y razón de Diego Rivera", biografía escrita por la periodista cubana Loló de la Torriente. Fue estrenada en Los Ángeles (EEUU) en 2000 y desde entonces ha tenido más de cien representaciones, ha recorrido buena parte del territorio mexicano y en 2004 recibió la Medalla al Mérito de la ciudad francesa de Pau, tras su presentación en el Festival CulturAmérica. En octubre próximo será presentada en la muestra de la XXII edición del Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz (España), y, según Medina, será presentada también en Dinamarca.