Don Omar presenta único espectáculo sinfónico como antesala a su boda

El reguetonero puertorriqueño Don Omar celebró hoy en San Juan, como antesala a su boda de mañana con la presentadora de televisión Jackie Guerrido, su concierto "Don Omar, Sinfónico", el primero que un cantante del género urbano realiza con instrumentos de música clásica. El artista, autodenominado el "rey" del reguetón, inició su espectáculo con "Dale Don dale", "Ronca" y "Repórtense" ante más de 6.000 personas que asistieron al coliseo José M. Agrelot de San Juan. Don Omar luego agradeció a todas las personas que acudieron al concierto, entre ellas a las que lo han apoyado en su carrera "durante sus momentos altos y bajos" y a las mujeres y a los padres de los niños "que decidieron traerlos" para escuchar su música. El reguetonero continuó la noche con "Roctón", "Mi nena" y "Salió el sol", producido por el boricua Echo, quien se encontraba presente en el auditorio. El cantante entonces entró en un lado más romántico para "dedicarle esta parte a las damas", mientras que recordó sus años de juventud, cuando las mujeres "fueron las que aguantaron" sus "ataques de cuernos" para cantar "Vuelve", "Tú no sabes", "Infieles" y "A ellas". Tras las interpretaciones, Don Omar prosiguió la presentación con una mezcla de canciones de merengue como "Dile", "Cuéntale" y "Otra noche", seguido de la balada "Canción de amor". Luego intervinieron los invitados de la noche, los salseros puertorriqueños Richie Ray, en el piano, y su compañero Bobby Cruz, quienes interpretaron "Juan en la ciudad". Don Omar se unió después a Ray y Cruz y cantó el legendario tema "Sonido bestial", que ha llevado al dúo a que el próximo 16 de agosto celebre sus 45 años en la música. El cantante entonces decidió interpretar varias canciones que le han llevado a la fama mundial como "Bandolero", "Ojitos chiquitos", "Muñecas de porcelana", "Angelito", "Ayer la vi", "Conteo", "Bling bling", "Pobre diabla", "Nadie como tú", "La pared" y "My space", estos últimos tres interpretados por el dúo de Wisin y Yandel. El espectáculo estuvo dirigido por el puertorriqueño Ángelo Torres, junto a una agrupación de 40 músicos de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, estudiantes del Conservatorio de Música y de la Escuela Libre de Música de San Juan, así como el corista de Don Omar, Mario VI.