Paciente de cáncer en un hospital muere por la mordedura de una víbora

Un paciente de cáncer que yacía en una camilla de en un ambulatorio a unos 120 kilómetros al oeste de Bangkok fue mordido por una víbora y murió cuatro días más tarde a causa del veneno, informaron hoy los medios tailandeses. "Es raro que una persona fallezca de una mordedura de víbora, pero el caso del hombre era ya fatal porque el cáncer de hígado que padecía había debilitado su cuerpo", dijo Chamni Chittriprasert, portavoz del departamento de ciencia médica del Ministerio de la Salud, según el diario "Bangkok Post". El Hospital Conmemorativo de Kanchanaburi, en la provincia del mimos nombre, emplazado en una zona semirural, acostumbra a colocar las camillas dispuestas en el exterior del edificio con el fin de atender a los pacientes que ingresan con rapidez. El viernes pasado, la víctima ocupó una de esas camillas con la esperanza de que le atendieran del cáncer, no del veneno de una víbora. La subdirectora del centro, Jindawan Phromsiriphat, calificó de "lamentable" la muerte del paciente y prometió que el hospital pagará parte del entierro budista y una compensación económica a los familiares del fallecido, que aún no ha sido discutida. EFE fmg/zm/..