Padres chinos ponen a sus hijos nombre de nave espacial

Los 14 bebés que nacieron los pasados días 24 de octubre y 7 de noviembre, cuando el primer satélite lunar chino fue lanzado y entró en órbita, respectivamente, se llamarán como el satélite, "Chang E". Según informó hoy Radio Internacional de China, los padres de estos recién nacidos asistieron ayer a una ceremonia en la Academia China de Tecnología Espacial en la que fueron premiados con una placa conmemorativa con la foto de sus retoños. No es casualidad que los 14 progenitores trabajen en la industria aeroespacial china, en los campos de investigación, producción, medición y control. Los padres acordaron volver a reunirse cuando el satélite, el "Chang E I", complete su misión, dentro de un año. El "Chang E I", bautizado como una diosa china que según la leyenda viajó a la Luna, está ya tomando muestras del suelo lunar y elaborará un mapa tridimensional del suelo selenita. Antes de continuar sus misiones lunares, China enviará en octubre de 2008 su tercera nave tripulada, la "Shenzhou VII", en la que los astronautas chinos por primera vez saldrán del vehículo y darán un "paseo espacial". En 2003 Pekín se convirtió en la tercera potencia en enviar un hombre al espacio (después de la extinta Unión Soviética y EEUU). El programa espacial chino se ha convertido en uno de los mayores orgullos de los chinos y cada una de las misiones ha recibido una exhaustiva cobertura por parte de los medios del gobierno.