Padres de joven asesinada se niegan a enterrarla por sentirse "avergonzados"

Los padres de una joven albanesa rechazan enterrar a su hija por sentirse avergonzados de que muriera asesinada cuando mantenía relaciones sexuales con su novio, sin que esa relación estuviera consentida, informó hoy la prensa local. Antoneta Tanushi, de 18 años, mantenía relaciones sexuales en el coche con su novio, en un pueblo cercano a la localidad norteña de Shkodra, cuando fue tiroteada por un desconocido, que según la policía, tenía como objetivo al chico. Por este amor "ilegal" no reconocido, la chica había deshonrado a su familia, tal como prescribe una tradición medieval que rige en esta zona norteña montañosa de Albania y que se sigue aplicando hoy en día. Según esta remota "ley de montañas" las chicas no tienen derecho a elegir a su futuro esposo, sino que son los padres los que deciden con quién se casan sus hijas. "Toca a la familia del chico que entierre a Antoneta porque ella se había alejado sin permiso de la casa con su amante", declaró al diario "Koha Jone", Pashko Tanushi, uno de los tíos de la difunta. "Irse con alguien desconocido es muy grave para nosotros. Somos gente sencilla y honesta y no queremos pasar el resto de la vida avergonzados", señala.