Una París Hilton “en los huesos” podría ser puesta en libertad el lunes

  • París Hilton, la multimillonaria heredera de 26 años, podría ser puesta en libertad el próximo lunes en el centro de detención de mujeres en Lynwood, al sur de Los Ángeles, donde cumple condena por violar los términos de su libertad condicional y conducir sin licencia. “The Sun” asegura que Hilton está “en los huesos” tras haber perdido el apetito por su inesperada vuelta a prisión.

París Hilton, la multimillonaria heredera de 26 años, podría ser puesta en libertad el próximo lunes en el centro de detención de mujeres en Lynwood, al sur de Los Ángeles, donde cumple condena por violar los términos de su libertad condicional y conducir sin licencia.

De confirmarse la información que hoy circula en medios sensacionalistas, Hilton habría cumplido 23 de los 45 días a los que fue sentenciada el pasado mayo, un recorte aceptado al principio de su condena por buena conducta.

Las informaciones indican que Paris Hilton se ha quedado muy delgada tras haber perdido el apetito por su inesperada vuelta a prisión una vez que fue decretada la suspensión de la libertad condicional le habían otorgado a las pocas horas de ingresar en el correccional. El corresponsal del tabloide sensacionalista británico "The Sun" va más lejos y asegura que Hilton está "en los huesos" y que los médicos del centro penitenciario amenazaron a la reclusa con alimentarla por vía intravenosa a menos que comience a comer. "Desde que se produjo esa advertencia ha comido algo pero los doctores la vigilan de cerca", añade la misma fuente sobre una joven ya de por sí delgada

De acuerdo con las filtraciones a la prensa especializada en incidentes relacionados con vidas privadas de artistas y famosos, la protagonista de la serie "The Simple Life" durante su estancia en la cárcel se ha dedicado a escribir a sus seguidores de puño y letra quizá para mitigar su aburrimiento y su desolación que se han materializado en una pérdida notoria de apetito. "Las cartas que recibo ponen una sonrisa en mi cara mientras estoy sentada en mi celda, triste y sola", escribió Hilton en una de estas notas decorada con corazoncitos en lugar de puntos en la "i" y firmada con cruces y círculos que significan besos y abrazos.

Sin embargo, y ante la eventualidad de su inminente puesta en libertad, algunos de los pudientes vecinos del barrio residencial de Hollywood donde tiene su domicilio Hilton han mostrado su temor ante el circo mediático que se puede montar con motivo del retorno de la heredera a su lujosa mansión de estilo mediterráneo. "Desde la llegada de Paris Hilton a nuestro vecindario hemos visto cómo se deterioraba nuestra calidad de vida", señala uno de los panfletos distribuidos en el barrio por la asociación de vecinos. El mismo pasquín recomienda a los vecinos que denuncien a la policía y al ayuntamiento si los problemas de tráfico o de ruido en la zona aumentan en coincidencia con la llegada de Hilton a su hogar. "El circo (mediático) regresará en cuanto salga de la cárcel", advierte la nota.