Paul McCartney y su ex mujer hacen las paces

  • Paul McCartney y su ex mujer Heather Mills parecen haber superado su tormentosa relación y el ex Beatle pasará con ella su sexagésimo quinto aniversario, que cumplirá el próximo día 18, afirma el dominical “Sunday Mirror”

En una decisión sorprendente, Heather estará con Paul el día de su cumpleaños en su residencia de campo de Peasmarsh, en el sureste de Inglaterra, para una celebración íntima con la hija de ambos, Beatrice, de 3 años, añade el rotativo. La reunión, impensable hace apenas unos meses, marca un cambio drástico en su difícil proceso de divorcio.

Según el "Sunday Mirror", Heather, de 39 años, le ha comprado a Paul un regalo de cumpleaños y también otro en nombre de Beatrice y, además, le llevará una tarta. El dominical asegura que el divorcio parece estar suspendido y la pareja ya no se comunica sólo a través de sus respectivos abogados, sino que hablan por teléfono de manera regular.

Hace unas semanas, Heather, que estuvo en EEUU para participar en un programa de baile, rechazó la idea de hablar con el cantante. "Estamos hablando de una total y muy rápida transformación" en la relación de la pareja, dijo una fuente bien informada de la situación al citado dominical.

Al parecer, los dos llegaron a la conclusión de que la tormentosa relación no podía seguir y Heather se cansó de ser vista por la población como el enemigo "número uno", añade. "En este momento, él no tiene prisa de seguir con el divorcio, algo distinto a lo que era hace unos meses. Y ella está contenta de cómo están las cosas en este momento", indicó la fuente.

Paul McCartney y Heather Mills anunciaron su separación el 17 de mayo del año pasado, tras cuatro años de matrimonio. Ambos se conocieron en 1999 en un acto de beneficencia, un año después de la muerte por cáncer de la primera esposa del músico, Linda, con quien había estado unido 29 años.