Pete Doherty utiliza un periódico para pedirle a Kate Moss que vuelva con él

Ante la negativa de la modelo británica Kate Moss a mantener contactos con Pete Doherty, el rockero utilizó hoy un periódico británico para pedirle que vuelva con él y dejarle claro que aún la quiere. "No puedo llegar a ella de ninguna otra forma. Necesito que Kate sepa que aún la quiero, que me ha roto el corazón", declaró Doherty en una entrevista concedida al "Daily Mirror", el tabloide que la maniquí compra cada mañana pese a que en 2005 publicó unas fotos de ella esnifando cocaína. Según el cantante, de 28 años, Kate consigue que esté "hasta las narices de ella" pero que, aún así, la quiere con todo su corazón, le gusta "la forma con la que camina y habla", le encantan "sus huesos" y aseguró que, esta vez sí, está superando su adicción a la heroína. Ha pasado ya casi un mes desde que los celos llevaron a Kate Moss, de 33 años, a romper su relación con Pete Doherty. Las fotos del líder del grupo de rock "Babyshambles" con una modelo sudafricana, con la que "se lo pasó bien", fueron la gota que colmó el vaso de la volátil relación que el músico y la maniquí mantuvieron durante dos años y medio. Sorprendentemente, poco después de la ruptura Doherty propuso matrimonio a una artista parisina llamada Christine, que conoció el mismo día que Kate lo dejó. "Me precipité, fue más por culpa del enfado que tenía -declaró Doherty-. Ella ha vuelto a París, no sé qué hacer". En esta entrevista, que el cantante concedió al citado periódico al salir del centro de desintoxicación en el que se somete a tratamiento, reveló que no puede vivir sin Moss, "a pesar de las tensiones" y añadió que entiende que el consumo de estupefacientes "ha destrozado" todos sus sueños. La tortuosa relación entre la multimillonaria modelo y el cantante empezó en enero de 2005 cuando él actuó con su anterior grupo, "The Libertines", en la fiesta de celebración del 31 cumpleaños de ella. "Fue amor a primera vista -aclaró el cantante-, cuando la conocí me dijo que se haría un tatuaje con la letra "P" y yo me hice uno con la "K". Poco después, ella me dijo ´No soy inconstante, me casaré contigo´. Ahora lo he arruinado todo". "No puedo describir adecuadamente mis sentimientos hacia Kate porque son muy fuertes. Por eso escribo canciones", aseguró Doherty, tras lo que confirmó que le han puesto un parche contra las drogas y que confía en lograr limpiarse del todo. Enfundado en una chaqueta militar y el sombrero que tanto le caracteriza, Doherty confía en que vencerá su batalla contra las drogas: "¿Si pudiera estar otra vez con Kate, mi vida no estaría para nada mal, verdad?".