Presidenta ordena televisar destrucción de cinco vehículos lujo confiscados

La presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, ordenó la emisión por televisión de la destrucción de cinco automóviles de lujo confiscados a contrabandistas "para dar ejemplo", difundió hoy la prensa local. Los vehículos a destruir, un Lamborghini, un BMW, un Ferrari y dos Porsche, con un valor conjunto, según la prensa, de unos cien millones de pesos (2.195 millones de dólares ó 1.610 millones de euros), forman parte de un lote de 25 automóviles de lujo que se trató de introducir de contrabando en el país. Según el rotativo "The Philippine Star", el resto de los vehículos decomisados en el puerto franco de la Bahía de Subic, unos cien kilómetros al oeste de Manila, serán subastados. El jefe del equipo presidencial de gestión, Cerge Remonde, explicó que la decisión de desmantelar los cinco coches, aparentemente los de más valor, se debe a que Macapagal Arroyo teme que en caso de ser subastados podrían ir a parar a manos de los propios contrabandistas. La presidenta indicó que la emisión de la destrucción de esos vehículos se producirá la semana próxima, cuando tiene previsto visitar la ciudad de Subic.