Preso integrista introdujo a su novia en la cárcel dentro de una maleta

Un joven preso marroquí, condenado por un caso de terrorismo integrista, logró introducir a su novia, dentro de una gran maleta, hasta su misma celda en la cárcel de Ain Borya, de Casablanca, informaron hoy a EFE fuentes del ministerio marroquí de Justicia. El preso, identificado como "Adel B.", de 24 años de edad, consiguió el pasado martes hacer llegar hasta la celda a su novia, de 21 años de edad, pero no tuvo éxito total en la operación ya que fue denunciado por otros presos integristas, que consideraron ilícito su comportamiento, añadieron las fuentes. El preso declaró que el gran bulto, que le hicieron llegar durante la visita semanal que los presos están autorizados a recibir, contenía ropa, lo que al parecer fue suficiente para convencer a los vigilantes de que no la registraran, agregaron a EFE las mismas fuentes. La historia ha llevado, de momento, a los dos novios a comparecer ante el fiscal del tribunal de Primera Instancia de Casablanca, acusados de "prácticas sexuales ilegales e infracción de la ley de Prisiones". Las leyes vigentes en Marruecos consideran ilegal todo acto sexual entre un hombre y una mujer que no estén casados entre sí, en aplicación de la sharía (ley musulmana). Además, la policía de Casablanca ha abierto una investigación para determinar las circunstancias en las que se pudo producir el despiste de los vigilantes que permitió al preso islamista llevarse a la novia hasta la celda en la que cumplía condena. EFE.